Bogotá, porteño y actual

Con el saber hacer de la restauración del XX, nació está casa que entiende el paladar de sus vecinos y sus preferencias. Los platos son simples y ricos porque su cocina es honesta.

Por Cristina Goto

Bogotá, a secas. Así reza el cartel ubicado en la esquina de Montevideo y Juncal. Aunque no sólo es cafetería, como algunos imaginamos. Es un salón de encuentro, donde se puede beber y comer rico y fácil, durante todo el día. Atienden desde las 7 am hasta las 11 pm, de lunes a sábado.

La carta es amplia y muy bien definida. Para el desayuno o la hora del té, hay 6 combinaciones distintas entre ellas el Porteño ($55), el Continental ($72) o el Vitalidad ($120). No faltan: café con leche con dos medialunas, jugo de naranjas recién exprimido, huevos revueltos o con panceta, tostadas, mermeladas caseras, frutas y yogurt natural. Y los ingredientes que se pueden sumar.

El Té Bogotá es para compartir ($410) ofrece: 2 cafés con leche o tés; 2 jugos, limonadas o licuados; porción de mini torta; brownie, lemonie, crocante de coco o alfajor de maicena; porción de budín casero; medialuna de jamón y queso; 2 mini sándwich de jamón y queso; 2 mini brioche casero con salmón ahumado y queso crema y pan de queso. También hay brunchs hasta las 12 y los sábados hasta las 15; se pueden compartir ($374).

Hay típicos sándwiches de miga, baguette, multicerial, etc. Y especiales gourmet de lomito, pollo o salmón, Bogotá Burger y Veggie Burger, más NY Bagel y el Bagel de Salmón; sus precios están entre los $130 y $163. Ofrecen ensaladas que pueden ser un buen plato para mediodía y noche como la Caesar, de atún, de salmón, hay una vegana y otra tibia; entre los $125 y $148. Y una para armar a gusto y menor precio según la cantidad de ingredientes elegidos.

Entre la oferta de bebidas hay buenas cervezas –porrón de Patagonia y Stella Artois-; cocktails de la casa –Gin Tonic, Margarita, Mojito y Negroni-, vinos de las bodegas tradicionales en botella o por copa, con rosados para el verano y tintos en botellas petite. Más los jugos cítricos con hierbas muy solicitados.

 

Para mediodías o noches, más formales, hay platos de cocina desde $115 los ñoquis a $215 el salmón Bogotá. El mini bife de chorizo a la barbacoa con papas españolas ($189) es un must. Rescato la milanesa de peceto a la Napolitana con puré ($153) y los ravioles de espinaca ($125). Me perdí la soupe a l’oignon, pero debo volver a probar las sopas del día; dato a tomar en cuenta porque hay frescas opciones con vegetales ideales para el estío. No como tartas, pero vi pasar algunas y muy buenas.

Para el postre, la pâtisserie exhibida es excitante. Sin embargo, hice mi test del flan con crema que dio hiperpositivo y aplausos, cremoso y sin agujeritos como debe ser. Si los tiene está pasado de cocción y pierde esa sedosidad, es una pena que valoremos, por falta de conocimiento, lo que está mal elaborado.

Al pasar por la vereda, el salón siempre se ve completo, aunque el recambio se produce todo el tiempo. Es que el barrio está ávido de una buena cocina y servicio. Sus propietarios no perdieron el saber hacer de los restaurantes porteños y, además, se aggiornaron. Y trabajan con productos de excelencia.

La sala fue rediseñada a principios de año. Eligieron madera clara y una resolución contemporánea para obtener una impronta fresca y clásica, al mismo tiempo. El mural de la serie “Rostros enfrentados” de “La Minujín” –habitué y amiga de la casa-, caracteriza al espacio. Y las ilustraciones referidas al café le suman atractivo. El paisaje verde de la Plaza Vicente López profundiza las visuales.

Y por último tienen practiquísimo Take Away de café en grano o molido, para llevar. Ofrecen cuatro variedades en ¼, ½ y 1 k: Blend Selecto Bogotá, Colombia 100%, Blend Italiano y Descafeinado. Se pueden pedir por teléfono al 4813-1551.


Bogotá

Montevideo 1300, esquina Juncal

Ciudad de Buenos Aires

Tel. 4813 1551

Etiquetas
Categoría Gourmet

Valoración

Asignar un puntaje a esta nota:

5

GOOD

Comentarios