Comunidad gourmet

Se llama Amex For Foodies y es la nueva cruzada sibarita que ya da qué hablar .

La propuesta es ambiciosa y despampanante. Amex for Foodies se presenta en el universo sibarita como “una comunidad para compartir”. Por supuesto no se trata de compartir cualquier cosa, sino exclusividades, momentos únicos, como sucedió días atrás en el restaurante Elena, donde se lanzó oficialmente esta cruzada gourmet. ¿Los protagonistas? Pía León, chef junto a su marido Virgilio Martínez de Central, el restó limeño que ocupa el puesto número 1 de la lista de los 50 Mejores Restaurantes de América Latina. Junto a ellos, el anfitrión culinario del Four Seasons Hotel Buenos Aires, Juan Gaffuri, con quien realizaron la hermosa tarea de fusionar, crear e impactar a los expertos comensales.

Los cocineros Donato de Santis, Germán Martitegui, Jean Paul Bondoux, Gabriel Oggero, Tomás Kalika y Narda Lepes, entre otros, sumados a bodegueros, periodistas especializados y diseñadores de moda, fueron testigo de esta inauguración de sucesos, como les gusta decir en Amex. “Es que habrá situaciones gastronómicas únicas, con el placer que se siente cuando se logra conocer y poder ser parte de secretos de la gastronomía”, explican. Es que el leit motiv de esta comunidad es que sus miembros puedan acceder a momentos especiales, de gran valor. Sin restaurantes referentes, por lo que será itinerante y absolutamente dinámico.

¿Por qué hablan de propuestas sorprendentes e infinitas? Porque la idea es dar con todo aquello relevante y tentador que suceda en la gastronomía y que pueda sumar valor con su propuesta: desde un restaurante de autor a una parrilla, un encuentro en la casa de chef, una comida bajo la luz de la luna en la casa de un productor… Habrá sorpresa tras sorpresa y, desde ya, una avidez enorme por querer pertenecer. De eso están convencidos los hacedores de esta movida deliciosa y original.

Entre langostinos con miel del Amazonas, mollejas emulsionadas, pulpo (con salsa remoulade y vinagreta de mejillones), huevos fantásticos, bife Angus dry aged de 60 días, coliflores asados, chivito en larga cocción y mucha poesía a fuerza de muña muña, humita, albahaca y otros verdes perfumados, la gran noche fue evolucionando a un punto en el que todos fueron amigos de todos. Brindis con vinos excelentes, la curaduría de Rodrigo Calderón (Luca Pinot Noir y los Enemigo de Alejandro Vigil, presente en la comida) y luego la dulzura del chef pastelero Joaquín Grimaldi, con sus panqueques de dulce de leche ahumado, el helado de zabaglione al Malbec y almendrado de queso Patagonzola y miel.

Los multipremiados peruanos, comodísimos en los fuegos de Elena contaron novedades, como el restaurante que inaugurará Pía en unos meses, que se llamará Kcolle, igual que la planta andina que ellos veneran.

En una noche especial, en la que el gran Virgilio hizo de ayudante de su mujer, se supo que Central se muda a un espacio más amplio, que Mater Iniciativa (su proyecto de investigación) sigue creciendo y que abrirán un restaurante en Cuzco, llamado Mil.

Pasada la medianoche, continuaban las ponderaciones y se apostaba acerca de cuál será el próximo objetivo Amex for Foodies. Pero hay simpático hermetismo. Esa es una de las reglas de esta brutalmente chic comunidad.

Valoración

Asignar un puntaje a esta nota:

5

GOOD

Comentarios