Piegari absolutamente nerónico

Desde hace algo más de veinte años este Ristorante enamora a sus comensales por su ambiente, cocina y su saber hacer.

Piegari Ristorante es, además de un estilo y una marca país (elegidos por el Ministerio de Turismo de La Nación para representar la calidad gastronómica argentina), un éxito indiscutido de la cocina ítalo porteña. Lleva más de veinte años siendo el alma de La Recova, conserva ese no sé qué de ser el lugar donde ver a todo el mundo y ser visto por todo el mundo y los platos ostentosos pero perfectamente elaborados. Desde que irrumpieron en la gastronomía local fueron un éxito absoluto. Primero, por sus pastas caseras, los antipasti fresquísimos y de calidad, los fiambres importados como el prosciutto San Daniele, el icónico pan de pizza con parmesano que luego copió media Argentina. Son famosos sus risotti con ragú de cordero, las cuerdas de guitarra, las ranas, las ensaladas tibias de mar y se agradece la posibilidad de saborear una centolla fabulosa como en Ushuaia.

Hay platos cocidos sobre las brasas, sartenes de película que llegan coloridas e insolentes para compartir entre dos y tres. Todo grande, todo tentador y absolutamente nerónico. En Piegari nunca hay penas sino exuberancia. Aunque por supuesto hay opciones individuales, el espíritu del lugar es la comunión del deleite. Por otra parte, cuentan con otro fuerte que es la atención de los mozos. Súper experimentados y con la cancha para poder sugerir, las noches Piegari no fallan jamás.

A partir de 2015, el restaurante de Alberto Chinkies volcó toda su experiencia a la locura de los porteños y visitantes de Recoleta: la carne. Fue así que nació Piegari Carnes, éxito inmediato gracias a los cortes de postura sabiamente cocinados, sin vueltas raras, a la argentina.

 

http://www.piegari.com.ar/ristorante

Valoración

Asignar un puntaje a esta nota:

5

GOOD

Comentarios